viernes, junio 27, 2008

Hace un Tiempo escribí


Sobre las BASURAS en NUESTRA VIDA y creo pertinente recordar este escrito...


Sacando Basuras...

El fin de semana pasado me dedique a limpiar mi closet, me dí cuanta que estaba bastante sucio y decidí sacar todo lo que no servia.


Encontré mi primer beso, guardado en una cajita con mucho polvo, pero desde que
lo abrí este se esfumó, no resistió la luz del sol. Encontré mi cuaderno de poesías y de pensamiento , ese que nunca le falta una chica, encontré tantos versos que según los fui leyendo uno a uno, al hacerlo se fueron evaporando cual si fuesen agua bajo un radiante sol, esto sucedió porque como dice la canción, las palabras son del aire y vuelven al este.


Encontré mi ultimo abrazo del apersona que más amé, al encontrarlo lo sentí tan mió que igual lo abracé, aunque m dio miedo pues este abrazo no se pareció a los tantos que recibí, éste era frío , inmediatamente abrí las ventanas para que el sol me diera calor.


Trate de no seguir buscando cosas viejas pero no me contuve, continué y entre escombros vi la primera rosa que se obsequiaron estaba oscura, por la falta de calor que una vez la hizo ver roja y viva.

Encontré lagrimas de tristeza que desaparecieron al ver mi virginidad perdida, recordé cuando la perdí y al encontrarla supe que jamás debí dejarla ir., pero aunque fuese mi ultimo deseo ya no podría tenerla nuevamente.


Entre odio, malos momentos, días triste y nostalgia los recogí todos unos por unos y los eche en un saco doblemente asegurado... Debajo de el encontré mi esperanza que la tenia olvidada, la recogí y la guarde donde sabia jamás iba a salir, dentro de mi...


Entre cartas de amor y noches de pasión que encontré pegadas a la pared de mi closet, las despegue y comprendí que podría botar cada cosa que yo quisiera pero que nunca las olvidaría. Pues todas forman parte de mi vida, fueron hechas cada una con mi persona


Escoba en mano barrí con todas las mentiras que alguna vez se pensó de mí, eche agua y mucho detergente para limpiar la base que en adelante usaría para colocar todo lo nuevo, como la carpeta de recuerdos bonitos y momentos compartidos con mi familia y amigos. Al lado de mis momentos agregué el más importante,
el de soledad con Dios.

Puse cada uno de los recuerdos bonitos, en una caja, el de mi primer beso, puse el ultimo porque fue dado con la misma necesidad del primero, donde estaba mi virginidad la sustituí por mi dignidad, el abrazo del hombre que ame lo cambie por el de mis amigos y sentí la calidez, el amor y la seguridad que tanta falta me hizo.

Mi esperanza la ajuste bien para que no volviera a caerse, las cartas las sustituí por pergaminos de cariño que llevaré estampado dentro de mi corazón.

Mi ultima noche en que hice el amor no la quiero olvidar, ni guardar, pero mucho menos sustituir, fue mi ultima noche la cual disfruté y la quiero conservar hasta que otra la supere igual .

Y habiendo limpiado todo en su mayoría, ahora puedo cerrarlo sin miedo a que haya algo de basura no se si en realidad hice la mejor limpieza, pero lo que ese es que empecé. y cuando empiezas es el comienzo de terminar algo,,, deseo cada día que mi camino no se me siga volviendo ancho, pues cuando está ancho cualquiera puede entrar en el,.,,,









1 comentarios:

Jorge Urbano Malásquez dijo...

Este post me ha hecho recordar que tambiern tengo una caja llena de recuerdos (¿puedo robar tu idea?) esta caja mia posee tantas cosas que quisera desperdiciar.
Me encanto lo que escribiste.
Un fuerte abrazo