martes, septiembre 02, 2014

Cuerpos y cerebro

Parece ser que el 2014. que ya pronto se acaba esta dedicado a culto al cuerpo.
Es notable los millones de hombres y mujeres que dedican horas extremas para tener un cuerpo 1A y si digo 1A porque así estamos calificando a las personas, no nos interesa su forma de pensar sino como se vea su físico.

Apoyo el hecho de que cuidemos nuestro cuerpo a fin de cuenta es un regalo de Jehova, y no esta mal comer sano, hacer ejercicios, donde fallamos es cuando deseamos poner en primer lugar el cuidado de nuestro cuerpo, y es que he visto esos cuerpazos de chicas y chicos que me hago una sola pregunta, ¿Cuanto tiempo y dinero estarán invirtiendo en mantenerlo así? y creo que la respuesta es clara, mucho!

En la antigüedad era normal que los hombres entrenaran y tuvieran una buena alimentación ya que ellos debían estar listo para la batalla, pero es algo curioso que no todos podían ser soldado o tener dotes de guardias reales, ellos cuidaban un reino, hoy en día esto  no se usa para pelear ninguna batalla cuerpo a cuerpo, sino para destacar y atraer la vista de chicas y chicos.

Pienso que todo en exceso hace daño, claro esta, quien no quisiera tener el cuerpo perfecto, el pelo, las uñas, ojos, nariz y mejor lo dejamos ahí porque no acabaríamos nunca, pero me pregunto ¿A que precio? ¿Que estamos perdiendo y para ganar que? Comprendo que muchos quieran ganar un cuerpo 1A para ser aceptados por los demás, por su misma familia y por ellos mismos, pero pensemos si esas personas son felices plenamente, si le llena su vida el vivir asi o lo que es peor si alguna vez pensaron que llegara el día que ningún ejercicio podrá devolverle la juventud, y cuando vean hacia atrás y se percaten de todo el tiempo perdido si realmente habrá valido la pena.

Apoyo a los que están en sobrepeso que se preocupen por llegar a su peso segun su estatura o por problemas de salud lleguen a un peso estable, pero lo que me puede chocar un poco es ver personas obsesionadas y compitiendo una con otras a ver cual alza mas kilos o quien obtiene mas musculatura, y mas me duele que a veces esas personas se burlen de las que aun no deciden hacer cambios en su vida. 

El mundo fuera mas bonito si nos amaramos y nos respetáramos y aprendiéramos a aceptar a cada cual con su kilo o con su masa corporal de mas.

La vida es tan corta para pasar el tiempo perdiéndolo en cosas banales que a fin de cuentas no nos beneficiara en nada.

Los invito a hacer ejercicios, pero ejercicios de verdad, no metidos en un gimnasio respirando el olor de los demás o en su caso olores artificiales, que tal si montamos en bicicleta y salimos a respirar aire fresco, aire que ventile nuestros pulmones, aire que nos pegue a la cara y nos haga sentir lo vivos que estamos, que al caminar escuchemos no solo las aves cantar, que escuchemos nuestro corazón, que escuchemos como los arboles interactuan unos con otros, que veamos el cielo, sus diferentes tonos de azul, que podamos admirar las creación y que al final digamos desde nuestro corazón:

Digno eres tú, Jehová, nuestro Dios mismo, de recibir la gloria y la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y a causa de tu voluntad existieron y fueron creadas”.
Revelación o Apocalipsis 4:11