miércoles, octubre 19, 2011

La estamos matando.



Estamos aprovechándonos de su debilidad, a que está dormida, jugamos con ella sin importarnos si algún día podrá defenderse. 


Cada día le echamos más basura, la llenamos de palabras, fotos, las cuales no la ayudan a florecer, estamos matando a nuestra conciencia.

Un día mas o un día menos es lo mismo para ella, aprovechamos que es inocente y le hacemos creer que todo es correcto que todo es normal, que palabras obscenas son parte de un vocablo limpio y sano, le hacemos creer que hablar mentira es una faceta más para alcanzar la popularidad.

Estamos acabando con nuestra conciencia al permitir que esta sociedad tan oscura y tal liberal abuse de ella, no nos importa escuchar mensajes inapropiados en la radio, ver programas inmorales. Antes el que alguien te maldijera o mentara el nombre de tu madre de una forma despectiva era razón para empezar una pelea, usar una ropa inapropiada, un maquillaje fuera de tono eran cosas que podrían causarte serios problemas en tu hogar o tu entorno.

El mundo está cambiando, para mal no para bien, con los adelantos científicos la mente se está adaptando a que todo está bien con el pretexto de que cada uno piensa y actúa diferente, ves jóvenes, niños practicando sexo, fumando o hablando un lenguaje atroz.

No podemos culparlos puesto que aprenden lo que ven, los medios de comunicación en vez de servir de ayuda sirven para acabar, matar, eliminar la conciencia que te dicta que  algo está mal y que no estás de acuerdo a lo correcto en una sociedad decente. Esposos abandonan los hogares solo por el hecho de que se cansaron de su esposa, la mayoría de las personas secundan esta acción ya que es por su felicidad. Niñas de 12 y 13 ya practican el sexo porque les enseñaron que son dueñas de su cuerpo para usarlo cuando quieran y como quieran, niños de la misma edad se ven en la presión de que si no lo hacen su hombría está en juego.


Muchos son los factores que podría enumerar para demostrar cómo  estamos matando la conciencia, la única que nos dice lo que está bien y lo que no está. Cuando reaccionemos lamentablemente ya estará muerta y sin nadie que la pueda revivir.

0 comentarios: