martes, febrero 07, 2012

Málaga y yo Nuevas experiencias





Puedo decir con toda confianza que cada ser humano vive su vida como mejor le parece y como mejor le llegue, no creo en los milagros, en la suerte o en la dicha, pero sí creo en que si trabajas en algo que deseas lo consigues, si viviéramos de dichas todos fuéramos ricos, nadie trabajara y mejor aun nadie se mortificara por cosas que aun no tiene puesto que como la dicha te da todo, pues para que molestarnos en conseguirlo.


Creo que cada día es un nuevo reto al que debemos enfrentarnos y mas aun después de conseguir aquello que nos propusimos, nadie dice que seria fácil una vez obtenido nuestro objetivo retenerlo, pues nuestra fortaleza se vería afectada positiva o negativamente pero afectada.

Mis anhelos, mis deseos  me llevaron hasta Málaga, primero hacia los brazos del hombre que más he amado, para a su vez llevarme a vivir una  vida llena de nuevas experiencias pero sin poder olvidar las viejas ya que cada una de ellas está llena de lo que más quiero en mi vida, mi familia, esa que esta 24/7 en tu vida y el que estés tan lejos no te deja fuera de sus vidas pero si con retraso, dejas de ser espectador numero uno a ser radioyente a distancia, me hace falta esas tardes de tertulia familiar y esos momentos de guerra entre familia, la guerra mejor preparada y la que mejor terminaba puesto que seguíamos siendo familia.

Deseamos tanto cambiar de vida que cuando lo hacemos es que nos damos cuenta de que por más lejos que vayamos al final regresamos de donde salimos, me he creído una persona capaz de adaptarme a cambios, a nueva vida pero la verdad es que le temo a los resultados que esto conlleven.

Acepto mis cambios pero lo que no acepto es tomarlos bruscamente, todos necesitamos tiempo para analizar y más que nada reaccionar ante aquello que estamos sufriendo, necesito asimilar el nuevo aire que muchas mañana me impide respirar causándome heridas en mi nariz, adaptarme a sabor del agua que me resulta amarga, a una cama que grita de noche para que no la usen, a unas calles que aun no se acostumbran que alguien como yo la pise, entender porque los perros de aquí no te ladran, no te gruñen, adaptarme a beber cerveza acompañado de bocadillos que te sacian hasta el final, entender que cuando duermo otro se levantan, entender que cuando me levanto otros duermen, que el tiempo lleva prisa. Al menos he conocido personas amables dispuestas a gastar un poco de su tiempo conmigo, personas que me han tendido su mano, personas que me han dicho sin palabras que no me inquiete que todo se mejorara.

Es cierto no soy la primera ni la única pero es mi única experiencia que me ha chocado y me ha dejando pensando en que seguirá mas tarde, gracias a Jehová que al menos conseguí hermanos en la fe que se que con tiempo cultivare amistades.

Muy atinada la frase de mi hermana aline cuando me dice  que las grandes victorias se obtienen después de una larga lucha, por ende ya empezó la guerra a ver que me traen las batallas.